miércoles, 19 de febrero de 2014

¿NOS DUELE MENOS SI LOS MUERTOS SON INMIGRANTES?

Una reflexión sobre el modelo de sociedad que se está diseñando en las altas esferas, el discurso oficial de promover "guerra entre los pobres", el papel de los medios de comunicación...

Tú y Yo también tenemos parte en toda esta situación, con la actitud ante estos dramas personales y sociales, que tienen unas raíces profundas.

"Si los muertos hubieran sido españoles, la movilización habría sido mucho mayor... No solamente todos los subsaharianos, sino toda la población tendría que haber estado allí, porque a todos nos duele si se muere un familiar, y los muertos son familia de alguien, son humanos. Nadie se merece esto", se lamenta Djeumbe.
"Al principio me llevaba muy bien con la gente, pero al llegar la crisis muchos empezaron a culparnos de la situación y a mirarnos con otros ojos. Es doloroso e injusto".


Los expertos nos desgranan lo que está sucediendo:


"Si uno analiza cualquier política neoliberal –educativa, sanitaria y, por supuesto, de extranjería–, se da cuenta de que las distintas normativas van generando derechos diferentes para distintas categorías de personas"Débora Ávila, profesora de Antropología en la Universidad Complutense de Madrid.

"En este contexto, la crisis es, según la antropóloga, un escenario ideal "para dar otra vuelta de tuerca a unas políticas que llevan pensadas mucho tiempo": si a la desigualdad se le suma "el discurso de la escasez", en palabras de Ávila, "obtienes una sociedad en la que las personas de un grupo quieren ser como las que están más arriba y ven a los de abajo como aquellos que les quieren quitar su puesto". Este tejido social fragmentado que describe la antropóloga, está sustentado en el miedo al otro y en la rivalidad en lugar de en el apoyo.


"En Melilla hay una consigna no escrita en todos los niveles de la Administración y es la de la no tolerancia; y, si se puede hacer la vida más difícil al inmigrante, mejor, para que sepa que aquí no tiene sitio, que aquí no le va a ir bien", sostiene José Palazón, profesor y miembro de la ONG Prodein en la ciudad, que cuenta que esta idea recorre la ciudad: "Casi todo el mundo aquí vive de la Administración, y está muy mal visto manifestarse a favor de las personas inmigrantes. Prácticamente sólo se hacen manifestaciones en contra".


Antonio Freijo, director de la ONG Karibú, considera injusto ciertos argumentos de trato a las personas inmigrantes ya que "la mayor parte de la inmigración viene en la mejor edad para trabajar y aporta su esfuerzo y su talento al desarrollo de este país como cualquier ciudadano". Además, lo califica de irreal, porque decirle a un inmigrante africano que nosotros también somos pobres "es insultarlo a la cara". Todos estos razonamientos, según Freijo, se basan en la ignorancia, puesto que "nosotros explotamos las riquezas de sus países, así que lo que puedan conseguir aquí no es ningún regalo".


Mustafa, con 19 años, cuenta que hasta en el Servicio Público de Empleo le dicen que si sale algo se lo darán antes a un español que a él, cosa que "no les pasa a los futbolistas famosos que vienen de fuera, que también son inmigrantes", remata con cierta rabia.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TRADUCTOR

Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Blog Archive