jueves, 21 de junio de 2018

MANISFIESTO DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS REFUGIADAS



Hoy día 20 de junio celebramos el día mundial de las personas refugiadas.

Nuestro objetivo es hacer visibles a las personas refugiadas y reclamar a las autoridades, para que no se olviden de los compromisos vigentes de protección y acogida a quienes huyen de la guerra, la violencia y la persecución.

El nuevo gobierno tiene ante sí la posibilidad de liderar una gestión de los flujos migratorios en la Unión Europea que responda a la crisis humanitaria que se vive. La decisión tomada sobre el Aquarius es un paso positivo, pero no basta con dar protección a un barco, sino que es necesario que España lidere un nuevo enfoque político en la UE que deje de dar la espalda a las personas refugiadas e impulse políticas de protección de las personas que se desplazan que no se basen en el control y la externalización de fronteras. Quienes huyen de la guerra, la persecución y la violencia deberían encontrar en España un país donde obtener la protección a la que tienen derecho.

Algunas organizaciones elaboramos hace ahora un año un documento conjunto con cinco ejes fundamentales para que el Gobierno español cumpliera con sus compromisos. Sin embargo, un año después de la propuesta, y dos años y medio después de los acuerdos sobre reubicación y reasentamiento adoptados por el Gobierno español y el resto de los Estados de la UE, la situación no ha mejorado, sino que en algunos aspectos se ha visto agravada, cuando las personas refugiadas ya no acaparan la misma atención, ni política, ni mediática, ni social. De hecho, los países europeos solo han cumplido el 33% de sus compromisos de mínimos (16% en el caso español), mientras millones de personas están atrapadas en condiciones infrahumanas en países como Turquía, Líbano, Irán, Uganda, Jordania (principales países de acogida en el mundo), o Grecia e Italia (principales países de llegada en la UE), donde no se les garantiza una adecuada protección de sus derechos.

A esto hay que sumar que hay personas y organizaciones que ejercen la solidaridad e intentan salvar vidas en el Mediterráneo, siendo en ocasiones condenadas por ello cuando tratan de impedir que estas personas sean devueltas a los países de los que huyen.

Juntos volvemos, una vez más, a reclamar que desde España y la Unión Europea se habiliten vías seguras y legales para las personas migrantes y refugiadas y se acabe con la política de externalización de fronteras de la UE, para que quienes huyan de la guerra y la persecución no tengan que arriesgarse a morir en el mar, en el desierto o a ser víctimas de abusos, violencia sexual y explotación a manos de traficantes, bandas armadas y redes de trata.

Actualmente el 84% de las más de 22,5 millones de personas refugiadas en el mundo se encuentran en países de ingresos bajos y medios, y más de la mitad se concentra en tan solo diez países. Estas cifras alarmantes muestran cómo la realidad de las políticas de refugio a escala global y especialmente en Europa está dejando a millones de personas migrantes y refugiadas en una extrema situación de desprotección y vulneración de derechos.

Por nuestra parte, nos comprometemos a seguir trabajando por los derechos de las personas migrantes, poniendo a las personas en el centro de nuestras acciones y facilitándoles ser protagonistas de su propia integración, con capacidad de decisión sobre su futuro, y con pleno respeto a sus derechos. Y queremos seguir haciéndolo durante muchos años más, con la misma energía, la misma ilusión, y los mismos valores que nos hicieron comenzar.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario


¿Aún no sabes que es el inmigracionalismo?

TRADUCTOR

Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Blog Archive

POLÍTICA de PRIVACIDAD